Helado de Matcha

El té verde se ha convertido en un ingrediente muy utilizado en la repostería. Su sabor y aroma no tienen igual ya sea en galletas, chocolates, cheesecakes, bizcochos y más. La receta que compartimos es excelente para estos días de verano, usa unos pocos ingredientes y también se puede hacer sin necesidad de una máquina para helado. ¡Disfrútela!

Ingredientes:

– 2 cdas de agua hirviendo
– 1 cda de té verde matcha Butterfly
– 1 taza de leche
– 1 taza de crema de leche
– 2 yemas de huevo
– ¼ taza de azúcar fina

Preparación:

  1. Combine el agua y el matcha en un bol pequeño. Reserve.
  2. Combine la leche y crema en una olla mediana sobre fuego medio y lleve a hervir.
  3. Mientras espera a que hierva, bata las yemas y el azúcar en un bol mediano con una batidora eléctrica a alta velocidad hasta que tome un color pálido y esté espeso.
  4. Vierta el matcha y mezcle bien.
  5. Gradualmente vierta la leche caliente a las yemas, mientras va batiendo con un batidor de alambres.
  6. Vierta todo el contenido a la olla y llévelo a fuego bajo, batiendo constantemente hasta que la mezcle empiece a espesar, esto debe tomar aproximadamente entre 8 y 10 minutos. Tenga cuidado de no pasarse porque el preparado se podría cuajar.
  7. Coloque la olla dentro de una batea o fregadero lleno con agua helada, revolviendo ocasionalmente, hasta que la mezcla se haya enfriado.
  8. Pase la mezcla a través de una coladera fina.
  9. Vierta la mezcla a una máquina para helado y siga las instrucciones del aparato.
  10. Si no tiene máquina, vierta el contenido en un envase y llévelo a la congeladora por 1 hora. Pasado el tiempo, retírelo y con un tenedor rompa las partículas de hielo y póngalo nuevamente a congelar. Repita el proceso unas 3 a 4 veces hasta que el helado quede espeso y cremoso. En vez de usar un tenedor podría hacer uso de un procesador de alimentos.

Sírvalo solo, con barquillos, frutas como frambuesas o fresas o por qué no conviértalo en un helado de sándwich, con galletas blandas de chocolate.